Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
La Revista
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
20 de noviembre y G 20
Soberanía y coloniaje
Foto:
El insólito pedido de la ministra de Seguridad, el éxodo porteño y la Vuelta de Obligado.
Publicada el en Reflexiones

El G 20 y el 20 de noviembre de 1845, todo junto en la misma semana. La afirmación de nuestra soberanía sobre las costas del Paraná y la claudicación absoluta de nuestra soberanía por días, por horas, para retomar luego la soberanía relativa de un coloniaje apenas disimulado.

1845 y 2018. Los cañonazos de las baterías de Mansilla, que cruzó unas barcazas en el paraje de Vuelta de Obligado donde el río se angosta. Haciendo blanco sobre la escuadra anglo-francesa. No pasarán, gringos. No sin pagar impuestos ni reconocer nuestra soberanía.

  1. Alfombras rojas, pasen y hagan lo que quieran, además de planificar en sus conciliábulos la miseria de las próximas generaciones de los países sumergidos, más que emergentes como nos quieren bautizar. La sumisión llega al punto de que la señora ministra de Seguridad invita a los porteños a abandonar la ciudad, en una frase que quedará en los anales del servilismo más desfachatado. Hay que remontarse bastante en nuestra historia para encontrarnos con éxodos sugeridos o planificados. Al éxodo jujeño de 1812, comandado por Belgrano, la proeza de los pueblos del norte que dejaron tierra arrasada para luego ganarle a los españoles las batallas de Tucumán y Salta.

En 2018, no se trata de tierra arrasada. Se trata de alfombras rojas, de que todo salga bien para que nos vean en el mundo como un país digno al que se le puede prestar plata. Orden y pobreza. Pero orden, al fin. Soberanía expresamente cedida, porque nos cuidarán los colonizadores del mundo sólo unos días porque ese es su deseo. Y la invitación al éxodo porteño, porque el orden mejor es el de las catacumbas. Que haya poquita gente, mejor. El silencio querido como lenguaje de la sumisión. Que no se les vaya a ocurrir protestar o algo por el estilo. Y ese veinte de noviembre, molesto para el gobierno, que nos recuerda que somos soberanos. Soberanía y sumisión. Independencia y coloniaje. Veinte de noviembre y el G20.

Sebastián Giménez
- Escritor -