Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
La Revista
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
“Coco” Mercado, a las puertas de una condena en suspenso
Chocó, mató y ¿se va a su casa?
Foto:
El fiscal Julio Rivero pidió tres años y seis meses de prisión efectiva para el sindicalista del Surrbac. Su abogado defensor solicitó que se le aplique la pena mínima. La sentencia se conocerá el 27 de este mes.
Publicada el en Crónicas

“No lo recuerdo bien. Me acuerdo que era alto, fornido. Pero de lo que nunca me voy a poder olvidar es de sus ojos, de su mirada: tenía los ojos rojos y estaba como sacado-, dijo ayer en Tribunales la comisario retirada Jaquelin Rodríguez. A su derecha, impertérrito, el hombre que la amenazó casi ocho años atrás, Jorge Alejandro “Coco” Mercado, la miraba en silencio.

Rodríguez era la responsable de la comisaría de Las Vertientes aquél 26 de agosto de 2011, cuando la llamaron por teléfono a las seis de la mañana para avisarle que se había producido  un accidente en la ruta 8, a la altura de Holmberg. Al llegar al lugar, la mujer se encontró con una escena dantesca, de la que recuerda el ajetreo de los bomberos y uniformados en torno a una traffic blanca y una camioneta oscura y la imagen de una mano inerte asomando por la ventanilla de uno de los vehículos siniestrados. Le llamó la atención que faltara el conductor de uno de los rodados y alcanzó a divisar que un hombre corría campo adentro. Cuando lo alcanzaron, le impactó su fuerte olor a alcohol -“se sentía la halitosis alcohólica”, declaró- y su agresividad.

El primer testigo del día, el médico policial Matías Alba, había declarado momentos antes que cuando revisó a Mercado en el hospital le diagnosticó –y así quedó asentado en el certificado que obra en el expediente - “intoxicación alcohólica”. “Algunos de los síntomas de la intoxicación alcohólica son la halitosis, la desorientación tempo-espacial  y la inyección conjuntival”, detalló el médico policial ante una consulta del fiscal.

Sin embargo, cuando las muestras que le tomaron a Mercado llegaron a la sección Química Legal de la Policía de Córdoba, diez días después del accidente, los resultados del análisis no detectaron la presencia de alcohol en sangre.

Enigmático, Rivero dijo que se guardaría su hipótesis de lo sucedido, pero deslizó que las muestras examinadas no habrían sido las de Mercado.

La causa por el accidente que protagonizó Mercado demoró la friolera de siete años y ocho meses en llegar a juicio oral. Y en el medio se abrió una investigación penal para dilucidar qué ocurrió con las muestras de sangre del único imputado. En un hecho inédito, antes de que se realizara el juicio penal, la Justicia civil de Río Cuarto condenó en abril del año pasado a “Coco” Mercado a indemnizar a Héctor Manzano, el hombre que manejaba la camioneta en la que falleció su amigo Pedro Fredes, con la friolera de 1,3 millón de pesos.

Ayer, tanto Rivero como el abogado de Mercado, Jorge Sánchez Del Bianco, expusieron sus alegatos ante la jueza Virginia Emma.

Rivero consideró que el delito cometido  por Mercado fue probado –el propio sindicalista admitió su culpa y pidió perdón en la jornada inaugural del juicio- y consideró que la discusión debía girar en torno a si hubo dolo o culpa y, por tanto, si la condena debía ser condicional o de cumplimiento efectivo.  La disquisición no es menor: mientras que el delito doloso prevé una pena de 8 a 25 años, el culposo reduce esa escala de 2 a 5 años.

Rivero coincidió con la acusación del fiscal de instrucción y consideró que el delito cometido por Mercado fue culposo, por lo que pidió al tribunal que le imponga tres años y seis meses de prisión efectiva e inhabilitación especial para conducir por seis años.

El defensor del sindicalista, en cambio, pidió la pena mínima (dos años) por considerar que no se probó que Mercado estuviera alcoholizado y el sindicalista no tuvo –ni antes ni después del hecho- ninguna conducta reñida con la ley. “Han pasado siete años del accidente y Mercado no tiene ni siquiera una contravención”, exageró ante una sala colmada por estudiantes de Comunicación Social, a quienes les recordó la importancia del principio de inocencia y el beneficio de la duda.

Durante el alegato de su defensor, Mercado –que tenía 36 años al momento del accidente y hoy tiene 44-se quebró y dejó caer algunas lágrimas.

Pasada las 13,30, la camarista Emma anunció que el 27 del corriente al mediodía se dará a conocer el veredicto del tribunal.

Hernán Vaca Narvaja
- Director -