Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
La Revista
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
Scioli y Zannini prometieron sacar a Córdoba del aislamiento neoliberal
Volver al futuro
Por | Fotografía: Irma Montiel (Télam)
Foto: Scioli y Zannini debutaron como candidatos dando su respaldo a Accastello en Córdoba.
En el primer acto oficial del binomio presidencial del Frente para la Victoria, la fórmula de Córdoba Podemos, integrada por Eduardo Accastello y Cacho Buenaventura, recibió un fuerte impulso en un acto que congregó a más de 10 mil personas en el complejo Forja
Publicada el en Crónicas

Todo el arco de la militancia del kirchnerismo cordobés, los aspirantes a cargos electivos de las listas de Córdoba Podemos y la presencia del ex canciller Jorge Taiana, el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner y el titular del Movimiento Nacional Alfonsinista, Leopoldo Moreau, la flamante fórmula presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Schioli/Carlos Zannini, hizo su debut en un acto partidario en tierras de José Manuel De la Sota. “Somos la fórmula más federal del país, tenemos un compromiso profundo con todo lo que se viene y para Zannini era una situación muy especial hacer el acto aquí” dijo Scioli para explicar su desembarco mediterráneo a escasos diez días de los comicios provinciales.

Zannini, que generó las mayores expectativas en su debut como candidato, eligió un tono emotivo, relajado y directo para dar su mensaje a la militancia: “Tengo que tener cuidado porque no soy de los políticos que los medios protegen. Es más, a mí me van a descontextualizar” dijo el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, emocionado por estar “el mismo lugar en el que Néstor Kirchner brindó uno de sus discursos más memorables” y orgulloso de “acompañar en la fórmula justamente a quien fue su vicepresidente.

La mayoría de los discursos giraron en torno a la relación de Córdoba y el país, cortada “por los que pretendieron y siguen pretendiendo alambrar la provincia como si fuera una estancia”, según el certero diagnóstico del presidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista, el jujeño Eduardo Fellner, encargado de abrir los discursos que se sucedieron en la noche cordobesa.

“¿A qué Córdoba llegamos? ¿A la de la Reforma, a la de Sabattini, la del brigadier San Martín, el Cordobazo y las luchas obreras con Agustín Tosco, o a la que dotó de intelectuales que nutrieron al neoliberalismo?”, se preguntó Zannini en su discurso, reivindicando las banderas populares expresadas por el kirchnerismo en contraposición al neoliberalismo del equipo económico que encabezó Domingo Cavallo en la década del ´90, que tuvo como secretario de Industria a Juan Schiaretti, actual candidato a gobernador de Unión por Córdoba. 

A su turno, Accastello también fustigó Schiaretti. Dijo que sus propuestas apuntan a la reindustrialización y el desarrollo y que esta transformación que necesita Córdoba “no va ser llevada a cabo por aquél que fue secretario de Industria de Cavallo y que hizo que la Argentina tuviera los índices más altos de importación y se cerraran todas las fábricas.

COMPROMISO

Accastello y Scioli aprovecharon el encuentro para rubricar las actas de compromiso en las que acuerdan políticas de Estado a llevar a cabo en caso de triunfar en las elecciones y cumplir con las promesas de volver a establecer las relaciones productivas entre Córdoba y la Nación. “Vamos a hacer aquí lo hecho en Buenos Aires, que triplicamos los parques industriales, que promovimos la responsabilidad social del sistema financiero a través de la banca pública, para beneficiar a las pymes o a los micro emprendedores”, dijo Scioli, quien invitó a los jóvenes presentes a “comprometerse, inspirarse en las gestas históricas, en aquéllas organizaciones gremiales que lucharon en Córdoba contra el autoritarismo.”

El gobernador bonaerense elogió la política económica de la presidenta Cristina Fernández al señalar que “un país desendeudado nos permite encarar nuevas transformaciones y abordar desde otro lugar la reactivación de las economías regionales”. Y destacó el rol que tendrá su flamante compañero de fórmula en su futuro gobierno: “Carlos es un hombre de una reconocida capacidad, que garantiza gobernabilidad e institucionalidad. Porque esto no es para cualquiera, requiere experiencia y conocimiento del Estado.Tenemos el gran desafío de movilizar e integrar toda la materia gris y la materia prima a lo largo y ancho del país, y particularmente en esta provincia, porque queremos que Córdoba esté integrada e incluida a un proyecto nacional".

Zannini también recordó el camino recorrido al señalar que “en 12 años rescatamos un país que estaba destruido, y levantamos esta Argentina del ascenso social”. Y recordó que a mediados de los ´70 cayó preso “por defender el gobierno de Obregón Cano”. “En la cárcel, torturado y encapuchado, tuve la suerte de conocer al “Chicato” Miguel Mozé (el jefe de la Juventud Peronista que fuera asesinado en la UP1) Me encerraron con él. Allí conocí a este gran compañero, y nos juramentamos construir un mundo sin torturas”, dijo ante el silencio emocionado de la multitud.  “Hoy estoy orgulloso de formar parte de un proyecto político que no tomó venganza, pero que alentó los juicios con todas las garantías en la lucha por la verdad y la justicia”, agregó.

Zannini cerró su intervención invitando a la militancia a defender el proyecto y a multiplicar el mensaje, recordando que “la política debe hacernos pensar en los otros”.“Mi presencia aquí no es gratuita: venimos a buscar a los predicadores que necesitamos para seguir transformando Córdoba y Argentina”, concluyó ante el cerrado aplauso de la militancia.

César Martín Pucheta
- Periodista -