Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
La Revista
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
Gabriela Estévez, candidata del Frente para la Victoria
"Hay margen para construir con el peronismo de Córdoba"
Foto: Gabriela Estévez encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente para la Victoria en Córdoba.
La presidenta de ANSES/Córdoba plantea los desafíos del kirchnerismo cordobés, que arriesga la mayor cantidad de bancas en un territorio que le ha sido históricamente adverso.
Publicada el en Entrevistas

Una semana pasó desde la elección primaria que definió los candidatos para las nacionales de octubre y todo parece moverse más rápido de lo pensado. Los resultados dejaron expuesto el mapa electoral para los próximos cuatro años y Córdoba es uno de los distritos donde se concentran las miradas. “Tuvimos una campaña bastante más corta en comparación con las otras fuerzas. Macri y De la Sota  venían trabajando desde hacía un tiempo largo. Macri había venido un par de veces a Córdoba y había conseguido una visibilidad grande. Nos faltó instalar un poco más a nuestro candidato en Córdoba, pero la situación tuvo que ver con muchos factores, como el tiempo que tardó el Frente para la Victoria en definir que el candidato iba a ser Scioli. Más allá de eso, estamos satisfechos” dice Gabriela Estevez, consagrada como primera candidata a diputada nacional por el Frente para la Victoria. “El kirchnerismo nos apoyó y ahora tenemos que trabajar sobre el electorado peronista, el independiente y el progresista, que quizás en esta etapa no nos votó. En las primarias el voto está destinado en elegir candidatos y el votante lo sabe. De todas formas, el resultado de las elecciones confirma el liderazgo del Frente para la Victoria a nivel nacional, de la misma forma en que Córdoba dejó claro el liderazgo del proyecto de De la Sota y del radicalismo en la ciudad capital. Ahí también tenemos que ir a buscar los votos. Tenemos muchas cosas en común con el radicalismo más popular, más alfonsinista, tiene mucho más que ver con nuestro proyecto político que con el radicalismo de Mestre o el PRO. Lo mismo pensamos del peronismo doctrinario. Es muy difícil que el peronismo tradicional termine apoyando a Massa. Es más fácil que ese voto se vuelque a Scioli en vez de Massa, que no llega a sintetizar un liderazgo peronista” resalta la titular de la ANSES en la Provincia.

- En una elección con estas características ¿Se milita desde la proyección nacional o desde el territorio? - Nosotros nos centramos mucho en potenciar al candidato nacional y, a lo mejor, no potenciamos a los candidatos de Córdoba. Entendimos que al ser una elección presidencial, era ese candidato el que traccionaba los votos. En esta parte de la campaña vamos a trabajar en potenciar a nuestros candidatos a partir de las propuestas participativas para el Congreso que venimos trabajando desde hace un tiempo.  Vamos a tratar de poner énfasis en eso y en nuestros candidatos como un complemento de lo que va a ser el Congreso, donde se va a confirmar el liderazgo nacional de Scioli.

- ¿Cómo se trabaja en el territorio discutiendo con los candidatos del gobernador que también caminarán la provincia peleando desde la boleta de Sergio Massa?

- Hay varios puntos débiles que tienen que ver directamente con el gobierno de De la Sota. Una de las cosas es la concepción y el paradigma desde el cual se piensa la seguridad. Creemos en un concepto distinto y vamos a trabajar sobre eso. Vamos a trabajar en formas participativas de seguridad democrática que tienen que ver con generar otro tipo de discusión sobre el concepto de seguridad. En términos de inclusión social, con foco en la no represión por parte del Estado. Esto  porque entendemos a la seguridad como una construcción comunitaria en la que los ciudadanos tenemos que participar trabajando sobre los liderazgos territoriales, en ámbitos donde se procesen los conflictos de forma pacífica, donde se puedan dar contención comunitaria y que la seguridad no esté siempre vinculada a las fuerzas represivas del Estado. Necesitamos un Estado que dialogue, que ejerza procesos de construcción comunitarios y que potencie, sobre todo, aquello relacionado con las redes territoriales. Hay que formar de forma distinta a nuestras fuerzas de seguridad, hay que profesionalizarlas, formarlas en derechos humanos, porque tienen que estar capacitadas para resolver los conflictos de modo pacífico a través de procesos de mediación. La violencia en términos de seguridad debe ser erradicada de las opciones. Tiene que ser excluida.

- ¿Cuán difícil es salir a disputar el voto desde el kirchnerismo sin la presencia de Néstor y Cristina como figuras centrales de la contienda? - Nosotros siempre hablamos del proyecto, más allá de los nombres, y creemos que Scioli es la síntesis y la continuidad porque ha sido elegido por la conducción. Sabemos que va a ser muy difícil construir un liderazgo tan fuerte como el que tuvieron Néstor y Cristina, pero entendemos que lo que hay que profundizar, destacar y fortalecer es el proyecto, que trasciende a las personas. Y dentro de ese proyecto hay una construcción colectiva, que somos los compañeros que estamos dentro de ese proyecto para darle continuidad y profundizarlo.

- Todo parece moverse muy rápido desde la elección primaria. ¿Cómo se va a disputar el voto peronista? ¿La estrategia se concentra en la militancia o en el diálogo con la conducción del peronismo provincial? - Tenemos que ir por las dos vías. En lo que a mí respecta, vamos a tener que desarrollar un ámbito de diálogo y de construcción para tratar de llegar a las bases desde la militancia. Pero hay conversaciones con diferentes dirigentes que se han acercado para comenzar a pensar en una opción peronista que tenga que ver con la idea de trabajar en la unidad de la conducción del peronismo a nivel provincial y nacional, entendiendo que el único proyecto que tiene base peronista a nivel ideológico y doctrinario es el proyecto nacional. Hay márgenes para construir consensos con el peronismo de la provincia, hay diferencias ideológicas fuertes pero que se pueden limar a partir del diálogo y la construcción de consensos conjuntos. Hay que salir a construir el consenso desde las bases para salir a buscar ese voto peronista con  los trabajadores que la luchan todos los días y que han visto cómo este proyecto político les marcó la vida desde que llegó en el 2003, porque se las ha atravesado desde los derechos que se han conquistado durante todo este tiempo.

Córdoba, Provincia y Nación

El kirchnerismo cordobés ha experimentado una maduración en el último tiempo que le permitió dejar atrás viejas diferencias para consensuar un candidato a la gobernación por primera vez en su historia. Más allá del resultado, que para mucho no colmó las expectativas previas, la unidad se mantuvo en territorio cordobés y el Frente para la Victoria volvió a unificarse para llevar un candidato propio a la elección de la capital provincial, que tendrá lugar un mes antes de las elecciones generales de octubre. Así como la elección provincial le sirvió a De la Sota para confirmar su liderazgo territorial, el radicalismo y el PRO buscan conseguir el mismo efecto el 13 de septiembre.  “Todo influye. El hecho de que el radicalismo mestrista haya hecho una buena elección en la ciudad seguramente le va a dar un empujón al actual Intendente, pero nosotros creemos profundamente en la política y la construcción de proyectos. Hay un proyecto político en el PRO que no se trasluce ni se cuenta: no quieren decir de qué se trata porque evidentemente no representa los intereses del pueblo. Nosotros tenemos que explicitarlo a través de la discusión política y pelear en Córdoba para generar conciencia y que el electorado tenga en claro cuáles son los intereses que hay detrás de cada candidatura, para que tengan la posibilidad de elegir” dice Estevez al referirse a la próxima elección municipal en la capital provincial.

- La elección que consagró a los diputados que hoy dejan sus bancas estuvo marcada por aquello del “huracán Cristina”, que arrasó electoralmente en el país con una victoria histórica. Imagino que son conscientes que para mantener esas bancas, de mínima, hay que ganar la elección. - Si logramos trabajar sobre el electorado peronista y sobre el voto progresista disuelto, vamos a ganar la elección. Ya pasaron las primarias y esto se va a ir ordenando. Los votos en las generales van a tener mucha más relación con las posibilidades concretas de cada candidato. Hay un segmento del electorado grande que se identifica con los procesos de transformación progresista, que se va a inclinar al proyecto político del Frente para la Victoria y no al proyecto del PRO ni tampoco por el concepto vacío de “cambio justo” que Massa repite todo el tiempo. 

- Eso es Scioli ganando en primera vuelta…

- No tengo dudas de que va a ser así.

César Martín Pucheta
- Periodista -