Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
La Revista
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
Las estrategias de Durán Barba se cuelan en la campaña electoral de Río Cuarto
Los "amigos" de Yuni
Foto:
El candidato a intendente de Cambiemos Río Cuarto hace una fuerte apuesta publicitaria en las redes sociales. Y así como el macrismo se hizo célebre por inventar un ejército de trolls para agredir al kirchnerismo en twitter, el equipo de campaña de Eduardo Yuni estaría apelando a falsos perfiles para sumar adherentes
Publicada el en Crónicas

La campaña electoral por la intendencia de Río Cuarto no levanta temperatura. Cuando falta poco más de un mes para los comicios del 12 de junio, las fuerzas mayoritarias de la ciudad demoran el lanzamiento de la campaña publicitaria en los grandes medios de comunicación. La gente, indiferente, contempla las gigantografías de los distintos candidatos ubicadas en lugares estratégicos de la ciudad, que se van renovando a medida que avanza el calendario, pero carecen de propuestas concretas. Salvo Enrique Novo, que perforó la apatía con su propuesta de crear una nueva provincia con Río Cuarto como capital, el resto recorre las instituciones, los barrios y los medios de comunicación con propuestas que no logran quebrar la monotonía.

Eduardo Yuni ganó con menos holgura de la esperada las elecciones internas del radicalismo, a pesar de contar con el aparato del municipio y el apoyo del gobierno nacional, hoy en manos de sus flamantes aliados del PRO. Superó en las urnas a Gabriel Abrile, el secretario de Salud que contó  con la modesta estructura del club Uru Curé; al abellista Miguel Ángel Besso; al díscolo Eduardo Scoppa y al presidente del Concejo Deliberante, Claudio Miranda. Desde entonces, consciente de que arranca abajo en las encuestas ante su principal rival, Juan Manuel Llamosas (Unión por Córdoba), busca diferenciarse de la deslucida gestión del intendente Juan Jure y atar su suerte al gobierno de Mauricio Macri. Por eso desembarcaron en la ciudad funcionarios y legisladores nacionales del PRO como Nicolás Massot y Rodrigo De Loredo

En las entrevistas que ha concedido a los medios de Río Cuarto, Yuni se presenta como el candidato “de la gente” y evoca la epopeya electoral del presidente Barak Obama, que revolucionó las redes sociales durante su campaña electoral para convertirse en el primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos.

Asesorado por publicistas y marketineros del PRO llegados a la ciudad como fuerza de choque de la variopinta alianza electoral que suma radicales, juecistas, macristas y socialistas, el candidato de Cambiemos Río Cuarto hizo propia una de las estrategias más controvertidas de Jaime Durán Barba, célebre por abonar aquello de que “el fin justifica los medios” y comandar, entre otros artilugios comunicacionales, el “ejército de trolls” que invadió las redes sociales –especialmente twitter- durante la última campaña presidencial para neutralizar al kirchnerismo.

Diálogo con fantasmas

El 5 de mayo, uno de los post promocionados por Facebook del candidato de Cambiemos muestra fotos suyas junto a las máximas autoridades de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC). Se lo ve conversando muy serio con Gisela Vélez y Pablo Whebe, decana y vicedecano respectivamente. Al cierre de esta nota, la publicación había cosechado más de 200 “me gusta”, había sido compartida 26 veces y comentada por una decena de “amigos” del candidato.  Lo curioso es que, al menos cuatro de esos “amigos” aparentemente no existen. O cobraron entidad gracias a la irrupción del candidato. Es el caso de los supuestos estudiantes Lautaro Flota, Lucas Abrodos, Fausto Merino y Adriana Amancay.

Contento con la visita de Yuni al campus, Lucas Abrodos comentó: “No solo fundamental para la ciudad como decís vos, sino para el país. Me parece primordial tener una educación de elite como propones. Te banco y espero puedas llevar a cabo este proyecto”. El candidato agradeció el apoyo y le mandó saludos. Adriana Amancay también comentó la publicación: “Genial Eduardo, la educación es la base de todo. El futuro está ahí. Te apoyo en este sueño!”, a lo que Yuni contestó: “Hola Adriana, así es no hay otra manera de planificar el futuro que no incluya el desarrollo de la educación. Saludos!”.

Otro “amigo” que comentó la noticia en el Facebook de Yuni fue Lautaro Flota, que se expresó con un lenguaje un poco anticuado para su edad: “Como estudiante de esta prestigiosa universidad me pone muy contento ver que nuestros dirigentes se están preocupando por nuestra educación. Sigamos por este camino que es el correcto. Saludos Eduardo!!”. “Nos alegra que así sea Lautaro. Todos estamos implicados en esta responsabilidad. Saludos!”, respondió el candidato de Cambiemos.

Fausto Merino, otro supuesto estudiante, se sumó a las adhesiones: “Acompañemos a los excelentes docentes que tenemos en la Universidad Nacional de Río Cuarto!! Saludos amigos!”, exhortó.

Hasta aquí la adhesión de los estudiantes a la incursión universitaria de Yuni en el campus parecía un éxito. El problema es que cuando uno entra al Facebook de estos adherentes, se encuentra con que ninguno tiene amigos, ni historial, ni detalles sobre sus actividades. Algo impensado para jóvenes de una generación que se informa e interactúa desde las redes sociales.

La escueta información sobre los “amigos” de Yuni en Facebook apenas dice que son de Río Cuarto. Y, curiosamente, la mayoría actualizó su foto de portada los primeros días de abril de este año, con excepción de Merino –cuyo retrato asoma de una playa en el mar y su foto de fondo es una tranquera rodeada de abundante vegetación-, que lo hizo en noviembre del año pasado, pese a lo cual no cosechó todavía ¡ni un amigo! en su perfil.

Es sintomático que estudiantes universitarios, que viven prendidos a las redes sociales, tengan historial cero en sus perfiles y carezcan de amigos, pero comenten las actividades de un candidato a intendente de la ciudad. ¿O será que en realidad se trata de “falsos perfiles” o “cheaters”?

La rubia de Cola de Pato

El mismo día de su promocionada visita al campus, Yuni recorrió con su equipo de campaña uno de los sectores más vulnerables de la ciudad, el barrio Cola de Pato. En la promoción de su página en Facebook, el candidato propuso “UN PLAN EXPRESS PARA AVANZAR SOBRE LO URGENTE”. “Todavía hay lugares de la ciudad que tienen problemas. Es el caso de Cola de Pato, donde algunos sectores no tienen luz y las calles en mal estado dificultan el acceso a los hogares. Ayer caminé junto a los vecinos del barrio, para ver y escuchar en persona sus problemas, sus necesidades y sus propuestas. Por ellos y por todos los riocuartenses que viven con problemas de infraestructura, es que estamos proponiendo un plan para el Río Cuarto Urgente. Se trata de un programa express de mejoras en baches, calles de tierra, cloacas, iluminación y servicios, para resolver los problemas que más nos apremian y poder avanzar juntos hacia el Río Cuarto del futuro”, prometió el candidato. Al pie de su comentario puede leerse: “Eduardo Yuni Intendente. El futuro es hoy. Cambiemos Río Cuarto”.

Entre los comentarios de su publicación, hubo tres “amigos” que elogiaron al candidato y obtuvieron su inmediata respuesta. Se trata de Cynthia Molina (que por la foto aparenta ser una ama de casa jubilada), Catalina Riccite (una bellísima joven rubia de ojos celestes) y Julián Gómez (un joven que aparece con la remera de Belgrano de Córdoba). Todos tienen características diferentes a las de los vecinos de Cola de Pato que aparecen en las fotos dialogando con el candidato.

“Confío plenamente en usted Eduardo. Es cierto que hay muchas calles en mal estado, pero sé que usted nos va a dar una gran mano. Gracias por todo. Saludos cordiales, Cynthia”, comentó la amiga más veterana del candidato. Su historial solo dice que vive en la ciudad de Río Cuarto y su foto de fondo es acompañada por una solitaria planta de naranjas. “Muchas gracias Cynthia por tu confianza, saludos!”, respondió, siempre cordial, el candidato.

“Es hora de cambiar. Necesitamos gente como vos para ayudarnos a revertir esta situación!”, comentó la bella Catalina Riccite desde su perfil de Facebook, creado el 28 de abril y cuya única referencia biográfica es que vive en la ciudad de Río Cuarto. Como dato curioso, su apellido no figura en la versión más actualizada de la guía telefónica de la ciudad, aunque es cierto que en estos tiempos de telefonía móvil muchos prescinden del teléfono fijo. “Gracias Catalina!”, le respondió el candidato de Cambiemos.

Julián Gómez, el “amigo” que aparece en pantalla con la remera del club Belgrano de Córdoba, tampoco escatimó elogios: “Esto es lo que queremos. Dirigentes que recorran, que sepan lo que vivimos y actúen como lo estás haciendo. Necesitamos estos cambios y confío que lo vas a lograr”. “Gracias por tu apoyo Julián, saludos!”, le respondió Yuni.

La cuenta de Facebook de Gómez fue creada el 27 de abril y su único dato biográfico dice que es de Río Cuarto. Tampoco tiene amigos en las redes sociales.

De los abuelos al Obispo

El 4 de mayo, Yuni posteó fotos en el asilo San José. Desde su cuenta de Facebook, Gastón Portella se sumó a los elogios al candidato de Cambiemos: “ellos nos inspiran a seguir adelante, tantas veces nos quejamos de chiquitajes. Y cuando te encontrás con los abuelos que no la tienen ni la tuvieron fácil y así y todo siguen preservando la alegría y las ganas de vivir resulta muy inspirador”. Yuni celebró el comentario: “totalmente de acuerdo con vos Gaston!”, escribió con el infaltable signo de exclamación que acompaña todas sus respuestas.

Gastón Portella aparece en su foto de perfil sonriente y abrigado, muy abrigado, porque detrás suyo hay un paisaje nevado. Su historial es nulo –sólo dice que es de Río Cuarto- y su actualización de portada es del… 26 de abril.

El 3 de mayo, Yuni promocionó su encuentro con el Obispo de la Diócesis de Río Cuarto. En esta oportunidad cargó un video donde se lo ve sonriente junto a Monseñor Adolfo Uriona y el presidente del Consejo Económico y Social, Miguel Ángel Besso. “La mejor unión!!! qué bueno saber que contamos con el obispo de nuestro lado”, se entusiasmó Facundo Testa. “Hola Facundo, es un honor poder trabajar con la iglesia en conjunto, saludos!”, le contestó Yuni.

El historial de Facundo Testa solo dice que es de Río Cuarto, no tiene amigos en la red y publica una sola foto –la de perfil-, que fue actualizada… ¡el 27 de abril!

¿Hace falta más? Si uno sigue navegando por el promocionado Facebook de Eduardo Yuni encontrará otros “amigos” con historial cero, que parecen interesarse exclusivamente en la actividad  del candidato de Cambiemos para la intendencia de Río Cuarto.

Un engaño nada sutil que se aprovecha de la inocencia de miles de cibernautas –cada actividad del candidato de Cambiemos es promocionada en forma paga por la red social-, que a lo mejor se suman de buena fe a los comentarios en las redes sociales y buscan participar como ciudadanos en una campaña electoral que definirá quién será su intendente los próximos cuatro años.

La estrategia del candidato de Cambiemos en las redes sociales no se corresponde con la trayectoria militante de Eduardo  Yuni, que en algún momento, desde el llano y en inferioridad de condiciones, supo enfrentar al entonces candidato del stablishment Gonzalo Losada para hacer valer sus ideas.  No le fue bien: pese a haber realizado una excelente elección, la respuesta de las autoridades de su partido en aquella oportunidad –el presidente era Rafael Pressacco- fue quemar los votos en el asador de la Casa Radical.

Aggiornado a los nuevos tiempos, Yuni parece haberse entregado mansamente a los estrategas del ecuatoriano Jaime Durán Barba, el gurú del marketing político que llevó a Mauricio Macri a la Casa Rosada utilizando métodos non sanctos como la proliferación de trolls o el ataque artero a otros candidatos a través de encuestas truchas.

Hernán Vaca Narvaja
- Director -