Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
La Revista
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
Turismo
Cambio de paradigma
Foto:
Las sierras cordobesas están en pleno proceso de transformación. ¿Es el turismo la única salida o hay que pensar en producciones sustentables para todo el año?
Publicada el en Reflexiones

Desde una perspectiva contemporánea, podemos afirmar que un pueblo turístico se caracteriza por conservar su identidad- como recurso de la formación del producto- e idiosincrasia, plasmada en aspectos relacionados con el patrimonio natural y cultural, material e inmaterial. 

En décadas pasadas la región y ahora también denominado corredor turístico Punilla, atraía gran cantidad de turismo, en ciertas épocas del año, romper la estacionalidad con eventos, turismo de reuniones, fiestas autóctonas y tradicionales religiosas etc., ha sido un trabajo con pocas y breves conclusiones aisladas, lo que genera y seguirá generando incertidumbre; ya que este corredor o región posee gran cantidad de plazas hoteleras, producto heredado del Turismo Social de las décadas del 50 y 60, estas plazas con sus grandes instalaciones edilicias han ido mutando en el producto expuesto “recreación y ocio para los afiliados y familiares” dependiendo de su sindicato y / o gremio. Hoy en el nuevo milenio esta estructura está en muchos casos vetusta y no agiornada a la modernidad que requiere el nuevo turista, o el nuevo viajero.

Cada pueblo de este corredor ha visto el desafío del crecimiento poblacional, como ingreso por caja en municipios y comunas, producto de la venta de terrenos, tal vez sin una construcción sólida en la planificación territorial (ejemplo: casas y cabañas construidas sobre cursos de arroyos serranos) y este crecimiento, sin ser pensado e ideado, genera que los pueblos necesiten otro tipo de planificación y lentamente alejarse del llamado instrumento de desarrollo económico Turismo.

¿De que viven los nuevos pobladores? Como se re inventan los viejos pobladores? 

Muchos han llegado como excursionistas, compraron el terreno y se asentaron, sin un plan, - generando nuevos bolsones de personas activas sin trabajo- otros decidieron utilizarlo como “Dormitorio”: trabajo en la ciudad y vivo en las sierras – se acrecentó cuando se desarrolló el nuevo conector “Camino El Cuadrado” en apenas cuarenta y cinco minutos se llega a la ciudad de Córdoba. Pero, ahora bien, ¿qué sucede cuando la población requiere de nuevos desarrollos?

La población se fusionó, ya no se reconocen los autóctonos de los nuevos habitantes, y se genera la “crisis” del bien-estar, algunos comentan: - llegamos aquí a buscar la paz, otros esperanzados- queremos que nuestros hijos se críen en un ambiente natural, y así sucesivas afirmaciones del porque están aquí.

¿Hoy se necesita un nuevo paradigma, los pueblos de este corredor de que se van a retroalimentar? ¿Cuál será su feedback? 

Pensamos en el diseño de inclusión y no de expulsión, diseñar pueblos donde mejoren la actividad educativa, no hay oferta académica, no hay instituciones para que esta nueva fusión de pobladores adolescentes- jóvenes pueda desarrollar sus inquietudes profesionales o académicas, este polo educativo generará nuevas fuentes laborales y se retroalimentará de manera efectiva en un corto plazo, trabajando con los recursos naturales y culturales- materiales e inmateriales.

Sumar empresas de servicios con beneficios a los ciudadanos locales, romper los monopolios – que a su vez no funcionan bien- generando mayor conectividad entre las regiones, ocupar espacios en la salud, tal vez en un 40% de la región la población pertenezca al segmento de la Tercera Edad y Cuarta Edad en muchos de los casos, es por ello que se deberían generar recursos de ocio para este segmento, será una excelente y rápida acción para el circulante de efectivo (cines- teatros- casas gastronómicas- juegos – locales de venta de productos de consumo) el dinero que ingresa en esta población -sea mucho o poco- va directo al consumo.

Pueblos y Poblaciones consolidadas en una organización y planificación real, no necesitan del flujo económico del Turismo, si bien estará presente por una cuestión cultural e histórica, son más los propietarios de pequeños hoteles o pymes que trabajan en Turismo que no logran hacer sus aportes mensuales a los municipios y/o comunas, se suele escuchar : - esperemos que llegue la temporada! ,  y año tras año tenemos propietarios anclados en economías solventadas por empresas financieras (bancos), es más, en estas localidades hemos detectado que en su mayoría la rentabilidad que genera el turismo es directamente procesada en Origen, debido a que no hay empresas receptivas, y ese es un buen indicador de la cantidad de recepción turística que tiene la zona – es baja.

Entonces, concluyendo, uno de los disparadores en cuestión seria generar dispositivos para el incremento y fortalecimiento de la economía local no dependiendo de estrategias de promoción turística, trabajando puertas adentro para unificar criterios de crecimiento sostenible, sin la presión de re-convertir a los pueblos en productores de servicios, que suelen estar muy alejados de los estándares de calidad a nivel nacional e internacional.

Elisa Kekutt
- Técnica Superior en Turismo -