Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
Quiénes Somos
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
"Argentina sangra por las barrancas del Río Paraná", de Luciano Orellano
Desbarranco imperial
Por | Fotografía: Gentileza Rosario3
Foto:
El libro prologado por Carlos Del Frade constituye una invaluable caja de herramientas para entender las desmesuras del comercio exterior y la agroindustria.
Publicada el en Libros

En nuestro país cosechas récord y pobreza récord parecieran ser dos caras de la misma moneda. En “Argentina sangra por las barrancas del Río Paraná”, Luciano Orellano arriesga algunas hipótesis para explicarlo a través del análisis del comercio exterior y el complejo agroindustrial. El libro, de reciente aparición en el mercado editorial, recupera aspectos esenciales para comprender las bases históricas de un modelo exportador de materias primas asentado en una agricultura hiper concentrada.

Nuestro país es ni más ni menos que el octavo más grande del mundo en superficie (3.761.274 km²), con una población rural[1] sólo del 7%, donde la agroindustria es uno de los sectores que más divisas atrae. Nuestros campos sin población configuran un Estado completamente dependiente de las economías extranjeras. Una constante lamentable de nuestra historia nacional, como supo recordar el historiador Jorge Abelardo Ramos en su imprescindible escrito “Ejército y semicolonia”.

Lejos del hermético formato académico, “Argentina sangra…” puede ser leído por cualquier ciudadano que quiera entender los orígenes del inconmensurable saqueo que sufrimos los argentinos y argentinas desde hace décadas. A través de un lenguaje sencillo- que por momentos rememora la límpida prosa de Arturo Jauretche-, el autor estructura cada capítulo como un disparador temático que, visto en su totalidad, se asemeja a un manual. Pero no lo es y está claro que tampoco pretende serlo.

Para aprender a ver la totalidad y no una parte -o una sumatoria de partes-, “Argentina sangra…” ofrece a lo largo de sus 440 páginas una articulación brillante de tres componentes fundamentales: datos, teoría y valores.

Explicar algo basándose únicamente en datos es describir, ejercicio más cercano al periodismo informativo; explicar desde la teoría sin más es abstraerse, más parecido al ejercicio de filosofar; sólo explicando algo desde los valores se expresa una posición frente a los datos y la teoría: se puede intentar ser objetivo, pero jamás neutral.

Con elaboradas infografías y estadísticas actualizadas con información de difícil acceso, el autor denuncia el saqueo de commodities como granos, cereales, oleaginosas, aceites, minerales y petróleo que mega empresarios llevan adelante junto a las transnacionales. Explican cómo pagan regalías casi nulas al país y forman circuitos de contrabando a puertos de países vecinos como Paraguay, Brasil y Uruguay. Pero la investigación excava aún más profundo y reconstruye el rol histórico de las familias de la burguesía intermediaria y los terratenientes locales con las potencias imperialistas. Se rescatan apellidos de empresarios involucrados en episodios escandalosos como evasión fiscal, contrabando o piratería; autores de fraudes multimillonarios al Estado Argentino con el apoyo de dictaduras militares; CEOs afiliados al Opus Dei, entre algunas de las “joyitas” que habitan las páginas de este libro.

“Argentina sangra…” no se queda en la etapa del diagnóstico de la realidad, sino que propone además algunas líneas de acción concretas, basadas en la historia reciente de las luchas obreras y respaldadas en estadísticas que contraponen las millonarias pérdidas actuales a las que nos somete esta “ciencia del saqueo” a los ingresos que se podrían obtener con políticas públicas y un Estado orientado a los intereses de las mayorías.

Junto a Belgrano y Lenin, Orellano comparte una posible lectura por donde comenzar a quebrar el eslabón más débil de la cadena de un país anclado en una disputa geopolítica entre el gigante asiático que lidera actualmente las exportaciones del Paraná y lo que pareciera ser un repliegue de la economía yanqui. Sin perder de vista que, si “malo es el gringo que nos compra, peor es el criollo que nos vende”.

Orellano, oriundo de la provincia de Santa Fe, coloca la lupa en las orillas del Río Paraná porque geográficamente los puertos y gran parte del complejo exportador se emplazan allí. Pero este libro también abre la posibilidad de trasladar su análisis a otras provincias del interior. Como puede ser el caso de Córdoba, la segunda productora de cereales, oleaginosas y legumbres[2], con un entramado de poder similar al santafesino y el bonaerense.

Argentina sangra por las barrancas del Río Paraná,

de Luciano Orellano, Prólogo de Carlos del Frade,

Editorial Ágora, CABA, 2020, 440 págs.

NOTAS: 

[1] https://es.actualitix.com/pais/amsu/america-del-sur-poblacion-rural.php

[2]http://agrovoz.lavoz.com.ar/actualidad/censo-agropecuario-cordoba-segunda-productora-de-cereales-oleaginosas-y-legumbres

Yael Ardiles
- Editor general de El Sur. -