Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
Quiénes Somos
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
Museo Cervecería Córdoba
Alberdi recupera su fábrica emblema
Por | Fotografía: Federico Vaca Narvaja
Foto: Ex trabajadores de la Cervecería Córdoba participaron del acto de anuncio del futuro museo.
El martes se firmó un convenio de colaboración entre los centros vecinales de Alberdi, Alto Alberdi y Villa Páez, para crear el museo de la Cervecería Córdoba, ubicado en calles Tablada y Costanera. Se recordó el brutal desalojo sufrido por los obreros de aquella fábrica en 1998.
Publicada el en Crónicas

Los vecinos comienzan a llegar. Hay reencuentros y saludos emotivos, sazonados con una temperatura inusual para esta época del año, ideal para tomar una cerveza. Y es justamente en la puerta de la cervecería más emblemática de barrio Alberdi donde se lleva adelante el acto de firma de un convenio para crear el Museo de la Cervecería Córdoba. La iniciativa fue impulsada por la Red Pueblo Alberdi, un espacio integrado por diversas experiencias territoriales que nuclean a los centros vecinales de Alberdi, Alto Alberdi y Villa Páez. En la ocasión se recordó el brutal desalojo de los obreros de esa fábrica un 17 de agosto de 1998, hace exactamente 23 años, a manos de la Policía de la Provincia.

La Comisión Pro Museo de la Cervecería Córdoba, formada por vecinos y ex empleados de la fábrica, logró concretar en abril, junto a la Red Pueblo Alberdi, la Municipalidad de Córdoba y el Club Atlético Belgrano, la refuncionalización del predio de la Cervecería, que será reconvertido en un espacio deportivo. El martes, entre anécdotas alusivas a la historia de barrio Alberdi, distintos oradores destacaron la reapertura del Centro Cultural Comunitario La Piojera, el monumento homenaje al Chango Rodríguez, la recuperación del espacio que ocupa la nueva Plaza Elvira Ceballos y la feria de economía popular que levantaron alrededor del Registro Civil. También recordaron el litigio interminable de los años neoliberales del menemismo (“los cerveceros teníamos razón, el neoliberalismo nos estafó a toda la sociedad, fue un gobierno muy similar al de Macri”, apuntaron) y las dolorosas ausencias de las recientes víctimas del Covid 19.

Daniel “Pantera” Alvarado, uno de los dirigentes que transitaron por la fábrica, destacó que una de las enseñanzas de la historia es que “el camino para poner a la Argentina de pie es mediante la lucha”. Al recordar la histórica ocupación que sostuvieron durante 105 días los trabajadores de la Cervecería Córdoba –del 4 de mayo al 17 de agosto de 1998-, sostuvo que fue un capítulo más de la larga saga que culminó con la desaparición de la  Córdoba industrial del siglo XX. En contraposición, destacó que a pesar de las derrotas, los aprietes y la especulación inmobiliaria, la organización popular logró resignificar muchos de los símbolos de aquellos tiempos, convirtiéndolos en monumentos, plazas, espacios recreativos y ahora el museo de la Cervecería Córdoba. “Los centros vecinales se constituyen como espacios democráticamente activos en el barrio del Cordobazo y la cancha de Belgrano; esta identidad vecinal desde abajo es imponente”, apuntó.

Dante Martínez, uno de dirigentes que se pusieron al frente de la ocupación pacífica de la fábrica, recordó que “la Cervecería era el corazón del barrio. Acá trabajaron nuestros padres, un abuelo, el tío de algún vecino”. Recordó el doloroso momento en que derribaron la chimenea de la fábrica, pero destacó que la lucha de los vecinos logró que tuvieran que reconstruirla. “Ahora estamos dando un paso muy importante con la apertura del museo porque tiene que ver con nuestra identidad. Somos los vecinos los que tenemos que decidir cómo queremos vivir, es el pueblo el que hace la historia grande”, concluyó.

Martínez preside el centro vecinal de Alberdi y junto a Susana Luna y Ana Escobedo (presidenta y vicepresidenta de los centros vecinales de Villa Páez y Alto Alberdi) recordaron  que durante la gestión del ex gobernador Ramón Mestre tuvieron encontronazos porque los radicales querían avanzar en derrumbar patrimonio histórico para hacer negociados inmobiliarios. “Reconocemos que la gestión actual abrió un diálogo con el barrio y eso sirve”, diferenció Martínez.

Además de antiguos compañeros de trabajo de aquella fábrica, familiares, vecines de la zona y algunos periodistas, asistió al acto la concejala Olga Riutort, precandidata a diputada nacional por el Frente de Todos. El encuentro culminó con la entrega de las primeras donaciones a un museo que encierra tanta historia viva, reflejada en experiencias movilizadoras: Mónica Leunda, nieta del artista gráfico Luciano Leber, creador de los logos de la Cervecería Córdoba, recordó el inconfundible sonido de la sirena de la fábrica; en tanto que Jorge Gaiteri, ex repartidor de la fábrica, leyó un manifiesto de su autoría para celebrar la creación del Museo.

Los organizadores prometieron abrir las puertas del museo con un merecido festejo popular, para lo que invitaron a los vecinos a sumarse a la organización. Quienes estén interesados en participar deberán contactarse a través del mail museocerveceriacordoba@gmail.com

Yael Ardiles
- Editor general de El Sur. -