Crónicas
Entrevistas
Actualidad
El Kiosco virtual
Reflexiones
Cultura
Música
Cine
Libros
Galería Magalú
Galerías multimedia
Quiénes Somos
Revista El Sur
Staff
Ediciones en papel
Suscripcion
#NuncaMás
Refugio Libertad, albergue de Memoria
Foto: Nueva señalización del Sitio de Memoria
Desde este sábado hay un nuevo Sitio de Memoria en la provincia de Córdoba. Se trata del Refugio Libertad, ubicado en José de la Quintana. En el predio funcionó el ex Grupo de Artillería 141, que durante la última dictadura operó como centro clandestino de detención.
Publicada el en Crónicas

El ex Grupo de Artillería 141 se construyó durante la década de 1940 y funcionó hasta 1993, año en el que el mismo fue trasladado. Dependiente de la Dirección de Fabricaciones Militares del Ministerio de Defensa, dicho predio abarca alrededor de 880 hectáreas y posteriormente al traslado, las instalaciones fueron desmanteladas. A partir de 2018, un grupo de vecinos y vecinas de los pueblos aledaños (Los Molinos, Villa San Isidro y José de la Quintana) decidieron poner en marcha las tierras ociosas que permanecían improductivas.

 

 

En un país donde el 92% de la población vive hacinada en seis grandes manchas urbanas, la necesidad de acceder a tierras donde habitar y producir es un problema público de primer orden. Así es como nace la organización Trabajadores Unidos por la Tierra (TRAUT), que logró firmar un convenio con la Agencia Administradora de Bienes del Estado (ABBE) y la Asociación Civil Construyendo Dignidad para empezar a producir una superficie de 70 hectáreas.

De esa forma, la joven organización rural perteneciente a la UTEP emprendió el desafío de levantar unidades productivas generando alimentos sanos para comercializar a un precio justo. Actualmente, el Refugio Libertad desarrolla cinco ejes de trabajo: producción agroecológica de alimentos, en el marco de la economía popular; la reconstrucción de memoria histórica, con el proyecto de crear un Sitio de Memoria; la organización comunitaria, el desarrollo socio-cultural y la formación popular; el cuidado del territorio y los bienes comunes; y, el acompañamiento a personas con consumo problemático de sustancias, en conjunto con el Hogar de Cristo.

 

 

Memoria, Verdad, Justicia

El pasado sábado la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación realizó un acto donde señalizó como Sitio de Memoria al Refugio Libertad, reconociendo institucionalmente que en dicho lugar se cometieron crímenes de lesa humanidad que continúan sin juzgarse. Margarita Zeniquel, ex presa política que estuvo detenida en el G.A. 141, relató que allí recibían personas secuestradas, se torturaba y se fusilaba. Otro de los sobrevivientes, Félix Rodríguez, sostuvo que este reconocimiento es un nuevo inicio para encontrar compañeros.

Adrián Camerano, de TRAUT, afirmó que "la memoria se hizo presente mediante la instalación del cartel. La verdad se está descubriendo pero falta que un equipo de antropología forense se haga presente para investigar si existen fosas comunes en el predio. Y Justicia falta todavía, pero con la lucha popular vamos a lograr justicia para nuestros 30.000 compañeros y compañeras."

Concurrieron numerosas personas comprometidas con las banderas de Memoria, Verdad y Justicia, como la directora nacional de Acceso a la Justicia Gabriela Carpinetti, el presidente de HIJOS Agustín Di Toffino, la directora Nacional de Sitios y Espacios de Memoria Lorena Battistol, el intendente de Villa Ciudad Parque Pablo Riveros, la diputada del Frente de Todos Gabriela Estévez y el diputado Eduardo Fernández, integrantes de TRAUT y decenas de agrupaciones y movimientos sociales que hicieron llegar sus adhesiones al acto.

 

 

Se hizo un recorrido por los edificios militares y se descubrió una estatua con la forma de pañuelo blanco, el reconocido símbolo de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. Además hubo feria de productoras, muestras de arte, comida a la canasta y artistas de la zona expresaron su apoyo mediante su música. Con el ocaso culminó entre nostalgia y alegría una jornada cargada de reconocimiento a los y las trabajadoras que tuvieron el coraje de enfrentar el pasado oscuro que mantenía oculto el ex Grupo de Artillería de espaldas a la sociedad para transformarlo en un proyecto de vida abierto al pueblo.

Yael Ardiles
- Editor general de El Sur. -